domingo, 9 de octubre de 2011

El regreso

Miércoles, 05-10-2011

Kaixo !

Estoy esperando en nuestra habitación del hotel Springland, junto a Michael y Alfonso, la llegada del transporte que nos trasladará al aeropuerto de Kilimanjaro, sumergido en un mar de sentimientos.

Pienso en todo ese esfuerzo y momentos vividos a lo largo de todos estos días, en como la montaña te da lo mejor de la vida... lo mejor de las personas, en esa sensación de libertad y paz inigualables que se encuentra en esas cimas tan enormes como el Kilimanjaro.

Pienso en toda esa gente que he conocido en Tanzania, gentes humildes, normales, gentes muy amables, siempre sonrientes a pesar de la dureza que envuelve la vida que les ha tocado llevar.

Pienso en la pobreza que he visto, extrema en demasiadas ocasiones, en la dignidad con la que, a pesar de todo, llevan su vida, compensada por unos lazos afectivos que les permite ser felices entre tantas carencias. Siento que no se puede permitir que miles de niños estén en esa situación tan difícil.., sin apenas un futuro.

Pienso que me llevo de Tanzania mucho más de lo que he traído.

¿Que puedo decir de mis compañeros?

IÑIGO OLABE:
¡ grande Iñigo grande !
Nuestro responsable de grupo y responsable de la Agencia. Has llevado toda nuestra expedición con naturalidad, sin imposiciones, sin agobios, como un compañero más, cosa que yo agradezco mucho. Eres buena gente. Espero poder realizar en el futuro algún otro viaje con tu empresa.

IKER MUNDIÑANO:
¡ grande Mundi grande !
Tu alegría te permitirá escalar montañas mucho mas grandes que el Kilimanjaro, montañas que solo se pueden subir desde el cariño y la amistad que tu entregas...

MIKEL PRIMO:
¡ grande Mikel grande !
Eres buena persona, seria y con determinación en las acciones que llevas a cabo. Sabes enfrentarte a los retos de forma valiente y directa. Has sufrido también lo tuyo, pero siempre con esa alegría que tienes metida en el cuerpo. No dejes la música, que lo haces bastante bien.

IÑIGO ALVAREZ:
¡ Txapeldun !
El mejor preparado de todos nosotros. Estas en la mejor fase de la vida. Cuídate al máximo para hacer todas esas cosas que están rondando en tu cabeza y que seguro vas a lograr. Te gusta y vives la montaña con pasión. Sabes que siempre te da más de lo que te quita... Y si todo esto no pudiera ser, siempre tendrás un futuro en el mundo del espectáculo... jejeje

MARIA ASTIZ:
¡ grande Navarrica grande !
Sabes estar a la altura, pisando con discreción. Sabes sufrir y aguantar en silencio, sin queja alguna. Eso te convierte en una montañera con mayúsculas. Además sabes cuidar las dolencias de tus compañeros y amigos con cariño. Estoy seguro que en el futuro conseguirás subir montañas mas altas que el Kilimanjaro.

JESUS TEJERA:
¡ grande Jesus grande !
El mas veterano del grupo. Poquísimas personas he conocido con tu discreción, respeto  y amabilidad. Has sufrido lo tuyo pero en ningún momento ha habido una queja por tu parte. No dejes de hacer deporte.

Michael ELLISON:
¡ grande Michael grande !
Nuestro vaquero de Ohio. Un vaquero sube donde se propone, como tú lo has demostrado. Expresiones como "pooorrriiiichhhhh" de tu inglés en 1000 palabras quedará para siempre en nuestro recuerdo. También las obras de tu piso que no conseguimos entender nadie... jejeje

ALFONSO MARTINEZ:
¡ grande Alfonso grande !
Eres persona de pocas palabras, pero que a menudo han condensado perfectamente las situaciones que hemos vivido. Buen amigo y compañero. No dejes que el trabajo impida que sigas haciendo monte.

MAYTE TERRERO:
¡ grande Mayte grande !
Cerca de la cumbre tuviste momentos de debilidad y abandono, pero tu cabeza supo sobreponerse y mandar sobre tu cuerpo. Esto te permitió llegar a la cumbre y aprender el valor de la fortaleza mental. Ojala encuentres lo que estas buscando.

Todos lo hemos conseguido. Hemos alcanzado el techo de África, poco a poco, pole pole... y con un ambiente magnifico en el equipo. Estoy seguro que todos y cada uno de nosotros nos llevamos en el corazón, como principal activo, el recuerdo de todas las gentes de Tanzania que hemos conocido y los momentos vividos a lo largo de todos estos días.

¡ Enhorabuena !   /   ¡ Zorionak !

Siempre que me preguntan de donde soy, suelo contestar que yo soy de donde me quieren. Tengo la inmensa suerte de no ser de un único lugar, sino de muchos sitios, de todos esos sitios por los que he pasado dejando una huella. Ahora también una parte de mi es de Tanzania, de Iruña, de Madrid...

Finalmente, quiero agradecer el interés y comentarios de toda la gente que me ha seguido a través de este Blog. Os aseguro que es un placer saber que las alegrias y sufrimientos son compartidos por otras personas, ilusionadas de alguna forma con las locuras de este humilde montañero. Especialmente mencionaré aqui a mis compañeros y amigos de Aconcagua, Helen Engel, Pablo Gurrieri y Silvio Gurrieri, que me han seguido desde Suiza y Argentina. Sus comentarios y sus correos me han llegado especialmente al corazón por todos los recuerdos y cariño que me han transmitido... 
Muchas gracias a todos por ello.

En los próximos días incorporare a este Blog fotografías y vídeos que espero ayuden a reflejar mejor lo que ha sido esta expedición.

Hasta siempre. Asanti sana.

Un abrazo

miércoles, 5 de octubre de 2011

Lago Eyasi / Bosquimanos y Datoga

Martes, 04-10-2011

Son las 5 de la mañana cuando nos incorporamos para desayunar y ponernos en marcha para localizar a los Bosquimanos y Datoga.

Por el camino recogemos al que será nuestro introductor y guía con estas tribus.

Apenas ha amanecido cuando llegamos al "poblado" de los Bosquimanos. Pongo poblado entre comillas porque el lugar donde viven apenas tiene unas cuantas ramas trenzadas. Nada que se le parezca a una simple choza.

El grupo familiar esta dispuesto en tres círculos, solo de hombres, de unas diez personas cada uno de ellos. Al menos en uno de ellos, todos sus miembros, mayores y jóvenes, están fumando marihuana. También hay grupos de mujeres. Nuestro guía se adelanta y busca al representante de la tribu. Hablan entre ellos y después nos saludan los integrantes del primer circulo dándonos la mano.

Vemos el lugar y sacamos fotografías durante un rato.

Después, tres bosquimanos nos llevan de caza, aunque mas bien habría que decir que escenifican lo que es una cacería en su vida diaria. Nos percatamos de que esto es así cuando uno de los cazadores surge de entre matorrales con una pieza de tamaño medio, parecida a la gacela, aunque no era este animal, con el cuello traspasado por una flecha y el hocico ensangrentado, pero de sangre seca. A este animal lo habían matado hacia ya unas horas. Pero bueno, tampoco tiene mayor importancia...


El caso es que se disponen a cocinarlo. Comienzan todo el ritual, encendiendo un fuego con palos y hojas secas. Es asombrosa la facilidad con que lo hacen. Una vez consiguen el suficiente fuego, echan sobre el mismo el animal entero, sin quitarle la piel.

Ya bien quemado por fuera, le raspan la piel con el cuchillo para quitarle todo el pelo y lo abren en canal. Sorpresa! El animal tiene una cría, un feto de unos 25 cm de longitud. Hacen muestras de buenos augurios por este hecho.

Proceden a descuartizarlo. Primero la cabeza, que echan directamente entre cenizas. Después el resto del animal, que van echando también entre cenizas para que se vaya haciendo, dejando la mejor parte -el cuarto trasero- para ponerlo a asar insertado en un palo preparado in-situ para ello, sin tocar las brasas.

Poquito a poco van comiendo delante de nosotros, con las manos impregnadas de una mezcla de sangre, ceniza, tierra y solera, todos los trozos que han ido echando sobre el fuego, después de rasparlos previamente con sus cuchillos. El bosquimano de mas edad es el encargado de comerse el feto, también cocinado entre cenizas. Aaaaggghh! Horror!, como diría Iñigo. Verles comer de este modo, sin la mas mínima higiene impacta mucho.

Una vez asado el trozo de carne empalado, nos lo ofrecen a nosotros. Bueno bueno... primero yo y Alfonso después cogemos el cuchillo de caza que nos ofrecen y rebanamos un trozo. Esta bueno. Repetimos con valor. Michael se niega en redondo a comer esto. Ellos devoran (y nunca mejor dicho) todo lo que nosotros no hemos comido. Cuando acaban fuman un cigarro de marihuana entre los cuatro...

Regresamos al poblado. Preparan varios arcos y flechas y se disponen a enseñarnos a usarlos. Colocan un blanco a unos 30 metros sobre el que debemos dirigir nuestros disparos. La verdad es que no lo hicimos tan mal. Yo llegue a clavar una flecha en el blanco...seguro que por casualidad.

Nos enseñan sus diferentes tipos de flechas y el veneno con el que las impregnan, procedente de un árbol de la zona. El animal que recibe una de estas flechas tarda unos 20 minutos en morir.

Compro dos flechas sin veneno (aunque me he quedado con las ganas...) como recuerdo. Alfonso además de las flechas se compra el arco. Se ve que piensa practicar en el Retiro de Madrid.

Para finalizar la visita nos ofrecen una danza típica relativa a temas de caza, invitandonos a participar. Yo acepto. Lo hago como uno de ellos...jejeje. Podéis creerme.

Nos despedimos entregándoles algo de dinero, galletas para los niños y unas botellas de agua, sobre las que se avalanzan. Queda claro qué cosas son importantes aquí..

Proseguimos nuestro viaje hacia el lago Eyasi. Hacemos otro alto para visitar a la tribu Datoga.

Negociamos con el Jefe la visita. Se trata de un clan de tres familias. Los Datoga es una escisión de los Masai. Hicieron una guerra con éstos por cuestiones de ganado. Evidentemente perdieron y tuvieron que abandonar Ngorongoro para ubicarse en la zona del lago Eyasi.

Viven del ganado y del cultivo de maíz y también un poco del turismo. Dominan la técnica de aleado de metales y esto les permite fabricar todo tipo de pulseras de metal para los visitantes, y también, puntas de flecha que intercambian con los Bosquimanos. Nos enseñan el proceso de aleado y fabricación de piezas de metal. También nos enseñan -y participamos- en la molienda de maíz utilizando piedras.

El Jefe del poblado explica que los niños de 0 a 8 años no tienen tareas asignadas. De 9 a 18 años se encargan del cuidado de los animales (vacas, cabras, etc.) con el apoyo de las mujeres. De 19 a 35 años son guerreros y se encargan de proteger a su gente y al ganado. Los mayores de 35 años (que él llama viejos. ¡Jóder!) son los responsables de mantener la paz, de negociar y de guiar a su pueblo.


Compramos algún regalo y nos despedimos. Visitamos el lago Eyasi y luego comemos en el Camp Site. Sin perder mas tiempo iniciamos el largo camino de regreso hasta el hotel Springland, en Moshi, donde llegamos sobre a las 7 de la tarde.

Apenas tenemos tiempo para organizarnos, cenar y descansar algo. Nos hemos encontrado con Dani (Boston, USA). Nos cuenta que ha conseguido subir al Kilimanjaro por una ruta que requiere mas días pero que tiene menos pendiente.
¡Zorionak !
Mañana sale para Serengueti.

A media noche nos viene un transfer para llevarnos al aeropuerto de Kilimanjaro...

Un abrazo

lunes, 3 de octubre de 2011

Serengueti y Ngorongoro

Lunes, 03-10-2011

Kaixo !

Al igual que ayer, diana a las siete. Después de un buen desayuno, nos ponemos en marcha a las 9 de la mañana para continuar el Safari.

Como en días atrás, vemos también muchos animales, pero hoy la suerte nos ha sonreído y hemos podido contemplar en primera linea y durante largo rato un "family group" de 25 elefantes, mayores y crías. Un auténtico espectáculo, podéis creerme.

Después hemos puesto rumbo a la garganta de Olduvai, lugar de importantes yacimientos arqueológicos, cuyo principal hito es el hallazgo de la huella fósil del Homo Erectus, evidencia mas antigua del hombre sobre la Tierra (3,6 millones de años).

A bordo de nuestro "velero" Toyota LandCruise hemos surcado durante largo tiempo un océano de tierras lísas, casi sin horizontes, contemplando desde la cubierta todo tipo de animales, especialmente Gacelas y Cebras. La sensación de libertad esta presente en todo el trayecto.

Tras pasar el Puesto de Control Policial de Serengueti hemos realizado una visita a un poblado Masai. Hemos negociado con el Jefe del poblado el importe de la visita. Bueno, ha quedado cerrado en 50 dólares para los tres. Esto nos ha permitido acceder a sus casas, hacer todas las fotografías que quisiéramos, visitar la escuela para los niños, etc.

El Jefe nos ha metido a los tres en una choza y nos ha explicado la vida diaria y funciones dentro de ella. En una de estas chozas, de no mas de 8 metros cuadrados viven hasta 6 personas. Los padres y 4 hijos, aunque esto no es exactamente así, ya que los Masai son poligamos, tienen 5 ó 6 esposas y van rotando por las chozas. Por ello, cuando no esta el marido, es el hijo mas pequeño quien duerme con la madre en la habitación principal.


Nos han bailado las danzas típicas de los Masai. Muy bien. Pero a mi, lo que mas me ha gustado ha sido la visita a la escuela, que esta situada en las afueras del poblado, aunque muy cerca.

Bueno bueno, tendríais que ver a esos niños de apenas 4 ó 5 años aprendiendo Swuahili e Inglés... y tendríais que ver la escuela. Si hay inocencia y bondad, desde luego esos críos estaban llenos de ellas.

Hemos comprado algunos regalos cuyo precio final ha habido que negociar y nos hemos despedido.

Después de la comida tipo pic-nic realizada frente al Museo de los yacimientos arqueológicos de Olduvai y de visitar el propio museo, nos hemos dirigido hacia el que será nuestro alojamiento para esta noche, el Camp Site de Zara, situado en 3.51068, 35.371561, junto al Lago Eyasi, al oeste del Lago Manyara, donde finalmente llegamos sobre las 7 de la tarde.

Nos alojan en dos tiendas de campaña. La cena correcta. Mas o menos el mismo tipo de cena de siempre, macarrones, arroz, verduras "al dente", salsa de carne con verduras y fruta.

Al finalizar la cena se ha incorporado a nuestra mesa la persona que nos acompañara mañana a visitar a los Bosquimanos (los Bushman). Nos ha dicho que iremos a cazar con ellos y que nos enseñarán a tirar con sus arcos. Me vendrá muy bien para el trabajo...jejeje

Yo tengo puesta en esta visita mucha ilusión y estoy seguro que sera un día muy especial. Este es uno de los pueblos mas antiguos del mundo, sino el mas antiguo.

A continuación nos hemos acostado, ya que mañana tenemos que levantarnos a las cinco.

Un abracete

Serengueti

Domingo, 02-10-2011

Hola amigos,

Hoy toca levantarse a las siete. Antes, sobre las seis de la mañana, un Asistente habría entrado en nuestras tiendas por la parte trasera para acondicionar los servicios químicos y poner agua caliente en los lavabos.

La tienda esta muy bien. Es de lona impermeable, forma de casa con cubierta a dos aguas y un porche con dos sillas en el exterior. En el interior, hay un pequeño Hall con una mesa y dos sillas para comer, escribir, etc., un armario para ropa, dos camas de matrimonio ambas con mosquiteras, un lavabo, una ducha y un inodoro.

En los numerosos árboles que rodean nuestras tiendas hay toda clase de pájaros a esta hora de la mañana, cantando sin parar, amenizando nuestro desayuno.

En el lugar donde nos encontramos solo se oye el ruido de los animales durante la noche. La sensación de paz es absoluta.

Nos ponemos en marcha a las 9 de la mañana rumbo al interior de Serengueti. Durante horas podemos observar y fotografiar miles de animales desde nuestro vehículo todo terreno acondicionado para ello. Tras un lapsus para comer regresamos nuevamente de Safari para regresar al anochecer al Camp Site.

Es una sensación especial recorrer el Serengueti en un vehículo descubierto viendo animales salvajes. Los tres quedamos cautivados por esta experiencia. Solo nuestro Chófer pone el punto negativo con una actitud que en mi opinión no es propia de un guía.

Cena con Michael y Alfonso en la que no falta una botella de buen vino sudafricano. Un rato de sobremesa alrededor de un fuego al aire libre compartido con otras personas y a dormir.

Un abrazo

domingo, 2 de octubre de 2011

Ngorongoro y Serengueti

Sábado, 01-10-2011

Kaixo !

Tras un magnífico desayuno que han saboreado todos menos yo, por estar con diarrea, dejamos el hotel a las 7 de la mañana para visitar el Área Protegida de Ngorongoro, estando acompañados en todo momento por los Masai. El calzado que llevan llama la atención, fabricado artesanalmente con neumático de coche, complementado con cuero y adornado con pulseras de pie. Es muy original y bonito.

Ya en el punto de control de acceso a Ngorongoro, Ezequiel nos da una breve charla de lo que ha sido y es actualmente el Ngorongoro y Serengueti para que nos hagamos una idea de conjunto de lo que nos vamos a encontrar en los próximos días.

Tras la explicación nos ponemos en marcha en tres vehiculos todo terreno hacia el cráter de Ngorongoro.

Ha estado prácticamente toda la noche lloviendo y avanzamos hacia el cráter lloviznando, con niebla densa, tierras muy rojas y con una vegetación muy espesa. Os acordáis de "gorilas en la niebla"? Pues algo similar...

Nuestro Guía-Chófer pronto deja atrás a los otros dos vehiculos en los que viajan nuestros amigos. Hemos quedado para comer juntos y despedirnos.

Recorremos el interior de "la caldera", que a todos nos parece preciosa, pudiendo ver de cerca todo tipo de animales y algunos poblados y gentes Masai. Personalmente me ha parecido un sitio increíble.

Hemos tomado una de las salidas del cráter para realizar la comida tipo pic-nic. Nuestro Chófer nos entrega nuestros lotes de comida advirtiendonos de que tengamos cuidado con los buitres ya que se lanzan a por la comida. Bueno bueno, en un "plis-plas" y antes de que nos demos cuenta y podamos reaccionar, un buitre se ha llevado limpiamente la mitad de mi bocadillo de salchichas que tenia en la mano. Le ocurre lo mismo a otras personas que estaban comiendo en ese lugar. Al final lo de los buitres con la comida se ha convertido casi en un juego, la gente dejaba la comida descuidada a propósito para poder grabar al buitre cogiéndola.

Entretanto, Michael llama a Iñigo Olabe para quedar y poder despedirnos, ya que nuestro Chófer no parece que esta por la labor, a pesar de habérselo solicitado en varias ocasiones.
Mientras esperábamos a nuestros amigos para despedirnos he visto a un centenar de metros a un Masai. Me he acercado a él.
     - Jambo mambo?
     - Mambo poa

Me he sentado en el suelo a su lado. Estaba haciendo con el machete una pieza en forma de barco. Un poco intrigado por lo que hacia le pregunto si era un barco, un juguete... Me dice que es para hacer fuego. Bueno! No lo habría adivinado nunca. Me lo ha demostrado en el momento, in-situ. Queda claro que no necesitan cerillas.

Me despido de él, y al poco, veo una niña Masai cuidando unas vacas. Me acerco. "Jambo. Jambo". Me pregunta mi nombre y de donde soy. Yo hago lo mismo. Es muy simpática y esta continuamente sonriendo. Se acerca otra persona que también estaba cuidando vacas. Éste habla inglés y también quiere saber de donde soy. Me dice que la niña es su hija y que tiene 8 años. Se acerca el que hizo la pieza para hacer fuego con otro niño que es su hijo, de 9 años. Ninguno de ellos sabe donde esta Bilbao/Bizkaia, vagamente sitúan España, así que cargo el Google Maps en la BlackBerry y les enseño de donde soy y la situación con respecto a Tanzania. Mientras lo hago, los cuatro pegados a mi, un poco alucinados de lo que estaban viendo. La niña y su padre no paraban de sonreír. Me hago una foto y me despido de ellos, dándoles a los niños un billete de 10000 shillings. Les enseño a decir Agur. Les hace mucha gracia la palabra y se ríen cuando la pronuncian.

Al cabo de un rato llegan nuestros amigos que habían comido al otro lado del cráter. Nuestro Chófer esta mosqueado por haber estado esperándoles tanto tiempo.

Nos despedimos. Bueno bueno, bieeeennn!. Ya pensábamos que no podríamos hacerlo. Cuando íbamos a montar en los todo terreno veo de nuevo a los cuatro Masai, así que me acerco nuevamente y le pido a Maria, Iñigo, etc. que vayan a conocerles... Sacamos mas fotos con ellos. Iñigo y Maria les dan también una propina generosa. Se despiden diciendo Agur. Mas majos!

Asanti sana Masai !

Con nuestro Chófer dando saltos de alegría nos dirigimos a Serengueti...

Vemos dos grupos de Masai "negros". Se trata de jóvenes a los que les han hecho la circurcision y les obligan a permanecer un mes sin volver a la aldea. Es como una orden de alejamiento para evitar tentaciones, hasta que la cicatrización sea total. Diariamente les llevan comida y agua para que puedan sobrevivir. Llevan sus caras pintadas de blanco y deambulan por los alrededores de las aldeas.

Paramos en la puerta de control y acceso al Parque Nacional. Aprovechamos para ir al baño y para tomar algo en el bar. Con todos los trámites realizados retomamos el camino. Llueve ligeramente... nos adentramos en Serengueti...

Enseguida comenzamos a ver todo tipo de animales a lo largo de la ruta que nos llevará a nuestro alojamiento para el día de hoy. Son las 7 de la tarde cuando llegamos al Camp Zara, nuestro destino, un conjunto magnífico de tiendas de campaña con toda clase de comodidades, ubicado en 2.425071,34.88113

La cena nos la sirven en una carpa, iluminada con velas. Sopa de primero, arroz blanco con carne y zanahorias de segundo, sandía y piña de postre. Para beber una botella de vino Sudafricano. Todo muy bien.

El café lo tomamos junto con otras personas alrededor de un fuego al aire libre, bajo un cielo totalmente estrellado. Que puedo añadir a esto!

La anécdota la puso una Hiena que fue al porche de la tienda de Michael y Alfonso a darles un besito de buenas noches, mientras estos hablaban y miraban las estrellas antes de acostarse.

Aquí ya es noche cerrada...

Un abrazo

viernes, 30 de septiembre de 2011

Lago Manyara

Viernes, 30-09-2011

Hola a todos,

Hoy me he levantado a las 6,30 y poder así disponer de un poco de tiempo para escribir en el Blog.

Hemos salido a las 10 de la mañana, después de liquidar todas las cuentas pendientes con el hotel Springland, y también entre nosotros, por la cena de ayer noche.

Michael, Alfonso y yo viajamos en un todo terreno con un Chófer-Guía. El resto del grupo lo hace en otros dos vehiculos similares, ya que mañana nos separamos. Ellos van a Zanzibar y nosotros a Serengueti.

Alrededor de las 12:45 paramos a comer tipo pic-nic en un área de carretera donde tenían mucha artesanía africana, pero ninguno de nosotros ha comprado, ya que los precios eran muy altos.

Tengo algo de diarrea. Bueno!, con lo bien que iba hasta ahora...

Por la tarde hemos ido a visitar el Lago Manyara. Lo hemos hecho en vehiculos todo terreno, pudiendo ver de cerca elefantes, monos, ñus, antilopes, hipopotamos, etc.

La verdad es que muy bien.

Nos alojamos en el Hotel Highview, en Karatu-Ngorongoro. Mucho nivel. Nos recibe un grupo de Masai ataviados con sus ropas típicas. Habitaciones en perfectas condiciones y la cena muy rica. Un auténtico lujazo para lo que se ve alrededor.

Hoy ha hecho mucho mucho calor terminando por llover a nuestra llegada al hotel. Unos cuantos de nosotros hemos permanecido en el porche común de nuestras habitaciones mientras llovía. Que bien se estaba viendo caer el agua!

Bueno mañana a Ngorongoro. Os contare....

Un abracete

Horombo a Moshi

Jueves, 29-09-2011

Kaixo !

Hoy finalizan nuestras andanzas montañeras por Tanzania, con el descenso al refugio Mandara y después a Marangu Gate. Un total de 20 kilómetros que discurren entre bosque tropical y que finalizamos en apenas 5 horas. Al llegar, cervecita "Serengueti" frente a la oficina de control para brindar por el éxito de nuestro grupo.

En las mesas del parque de acceso a Marangu nuestros cocineros nos preparan un tortilla de patata para cada uno de nosotros. Estaba muy buena. Especialmente Iñigo llevaba días "dandole la lata" a Juma para que nos prepararan huevos fritos con patatas. Finalmente no ha podido ser, pero la tortilla ha cumplido con creces.

De nuevo al autobús con destino Moshi acompañados de nuestros Porteadores. Le proponemos a Juma hacer una foto con los integrantes de la expedición, cosa que acepta. Ademas de hacer la fotografia, todos nosotros damos las gracias a Porteadores, Guías, Cocinero y Asistentes.


En los jardines del hotel Spirngland, sobre las 7,30 de la tarde, se hace un acto de entrega de certificados, en el que se hace constar el ascenso al Kilima Njaro.

Después cena con vinos de Chile y Sudáfrica para dar paso a la fiesta, que durará hasta las doce y media de la noche.  Ambiente magnífico. Iñigo, subiré al blog el vídeo del que eres protagonista... Eres genial !

Bueno, hay que tratar de descansar un poco

Un abrazo